Muelle 9, Suite 100
San Francisco, CA 94111
Muelle 9, Suite 100 San Francisco, CA 94111

Abogado defensor de cuello blanco

Los delitos de cuello blanco, o delitos corporativos, se refieren a delitos no violentos con motivación financiera cometidos por empresas o profesionales del gobierno. El término fue definido por primera vez por el sociólogo Edwin Sutherland en 1939 como “un crimen cometido por una persona respetable y de alto estatus social en el curso de su ocupación”. 

Tipos de delitos de cuello blanco

Muchos delitos financieros se consideran "delitos de cuello blanco", incluidos, entre otros, los siguientes:

  • Fraude de valores e inversiones
  • Fraude bancario
  • Fraude electrónico
  • operaciones de iniciados
  • Asientos contables falsos o tergiversación de la situación financiera
  • Uso indebido de la propiedad corporativa para beneficio personal
  • Infracciones fiscales
  • Malversación
  • Fraude contable
  • Fraude hipotecario
  • Fraude sanitario
  • El robo de identidad
  • Robo de propiedad intelectual
  • Lavado de dinero
  • Fraude de tarjeta de credito
  • Crímenes cibernéticos
  • Bienes falsificados
  • Espionaje corporativo

El abogado defensor adecuado es importante.

Ser acusado de un delito es una experiencia aterradora y potencialmente transformadora. Es imperativo que cuente con un abogado de defensa criminal de cuello blanco talentoso y experimentado para que lo guíe a través del proceso legal. Las habilidades, el conocimiento y los recursos proporcionados por su abogado pueden afectar profundamente el resultado de su caso. Si cree que está siendo investigado por el gobierno o ha sido acusado o condenado por un delito financiero, comuníquese con Hickey & Chung LLC hoy para programar una consulta inicial gratuita.

Investigaciones del FBI y delitos de cuello blanco

El FBI se involucra en investigaciones extensas y exhaustivas sobre delitos de cuello blanco, algunos de los cuales pueden demorar años antes de que se presenten cargos. El fraude corporativo es una de las principales prioridades del FBI, y la agencia se enfoca en casos que involucran esquemas contables, negocios por cuenta propia de ejecutivos corporativos y casos de obstrucción de la justicia. El FBI informa que la mayoría de los casos de fraude que persiguen están relacionados con varios tipos de esquemas contables que alteran la verdadera condición financiera de una entidad corporativa. 

Es posible que primero se dé cuenta de que es el objetivo de una investigación sobre actividades corporativas ilegales cuando el FBI u otra agencia de investigación federal o estatal se comunique con usted. Es imperativo que no acepte ninguna entrevista sin asegurarse de contar con la protección de un abogado defensor para defender sus derechos e intereses. 

Acusado de un delito financiero? Contacto Hickey & Chung LLP en San Francisco

Representación legal por nuestro equipo legal en Hickey & Chung LLP puede marcar una gran diferencia en el resultado de su caso. Nuestros abogados tienen experiencia en tribunales federales y litigantes talentosos. Tienen acceso a los recursos profesionales que serán necesarios para impugnar el caso del fiscal en su contra, incluidos IP, consultores financieros, asesores fiscales, expertos cibernéticos y otros. Estos delitos suelen tener una gran cantidad de documentos y requieren una evaluación y revisión profundas de todas las pruebas para identificar las áreas que podrían ser fructíferas en el desarrollo de un caso de defensa estratégica. 

La ley bajo la cual se presenta un delito de cuello blanco reflejará si se alega que el delito es un delito contra la propiedad, un delito financiero u otro delito corporativo, como violaciones de las leyes ambientales y de salud y seguridad. Algunos delitos solo son posibles debido a la identidad del delincuente. Por ejemplo, un caso de lavado de dinero transnacional requerirá la participación de altos funcionarios en los bancos. El FBI ha adoptado el enfoque estrecho, definiendo el crimen de cuello blanco como “aquellos actos ilegales que se caracterizan por el engaño, la ocultación o la violación de la confianza y que no dependen de la aplicación o amenaza de fuerza física o violencia(1989, 3). Si bien se desconoce el verdadero alcance y el costo de los delitos de cuello blanco, el FBI y la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados estiman que el costo anual para los Estados Unidos oscila entre $ 300 y $ 660 mil millones.

  • Muelle 9, Suite 100 San Francisco, CA 94111